January 12, 2007

Propósito de año nuevo

Se volvieron a reencontrar.

Ella se dió cuenta de la agitación que había producido en él, pues se sabía más hermosa que la última vez que se vieron. Sonrió con disimulo y aparentó no percatarse del sonrojo que tiñió su rostro, pero en su interior se sentía halagada. Quería que él se acercara aún más a ella y...

Se reconvino mentalmente con enojo: eso ya era historia pasada y se había esforzado bastante en levantar muros que le aislaran su corazón. No debería de sentirse inquieta por sentir su mirada, ni tampoco estremecerse con el grave tono de su voz que amó.

Siguió ahí, de pié frente a él, con su sonrisa congelada y ademanes indiferentes tratando con desesperación de ocultar lo mucho que le extrañaba.

Se despidieron y ella le miró marcharse, mordiendo su labio inferior para acallar las palabras que pugnaban por salir. Lanzó un debil suspiro y meneó la cabeza con tristeza.

Después de todo, quizás su propósito de año nuevo de olvidarle no lo iba a cumplir.

Light


(Hacía mucho que no narraba un cuento
o que contaba una realidad.
Olvidé que los jueves solía poetizar
y he aquí que lo retomo
con un cuento... o una realidad.)

2 comments:

Freyja said...

He leído tu post y ...
me ha recordado tantas cosas,
hay cosas que jamás se podrán olvidar.
Suerte.

Amor said...

Nada como olvidar a tiempo los propósitos para alcanzar la felicidad, que es lo mismo que el
Amor